****************

jueves, 21 de julio de 2016

Sin realidad no hay ficción.,

Hace unos días preparando el escrito de “Cosas de la vida breve 14” y específicamente el texto titulado “Dinero” donde dice: Pensó que estaba rodeado y había dinero por todas partes, menos en sus bolsillos.” me di cuenta que la frase de Frédéric Bastiat “El Estado es la gran ficción a través de la cual todo el mundo se esfuerza en vivir a expensas de todo el mundo.” es tan cierta como que la tierra gira sobre su eje.

La rosadita, los bolsos de López y las monjitas que son, que no lo son, las cajas de seguridad de Florencia, el cerrajero que se asombra y opina: Mirá todo la plata que tiene esta mina con tanta pobreza que hay en la calle" son situaciones que el periodismo televisivo se empeña en calificar como “Fellinesco”, absurdo, grotesco y algunos de poco conocimiento gramatical hasta lo califican de “Bizarro”.
El tema es que las corporaciones no son solo aquellas económicas, están también las de clase que son las que escriben y determinan leyes y al igual que un autor de ficción, borran personajes pero guardan otros, para temporadas venideras, y hasta los pueden resucitar cuando sean nuevamente necesarios.

Por eso al igual que todo puede pasar en una ficción, la vida real lo supera y todo esto que hoy ocurre, ya pasaba antes, pero es seguro que la gran mayoría miraba otro canal, ese de ficción que ahora convertido en realidad, nos asombra.  

0 comentarios: