****************

domingo, 19 de noviembre de 2017

Mani non pulite.

En esta época de tantas redes sociales, de tanta comunicación rápida y fácil han vuelto las “cartitas” esas escritas de puño y letra demostrando en cada signo la fuerza y personalidad no solo de la palabra escrita sino de quien la escribe.
Si bien no es el argumento principal algunas cosas fuertes se han dicho por estos días a través de cartitas.
Todas de alguna u otra manera relacionada con las investigaciones llevadas a cabo por la Justicia que manda nuevos integrantes a las cárceles de manera vertiginosa, pero solo preventivamente.

A diferencia de otros lugares aquí aún no le hemos puesto nombre a esto por ello deberé hacer un poco de historia previa que nos pondrá en clima y si bien el escándalo de Watergate tuvo otras características podríamos tomarlo como punto de referencia para ver qué chanchullos los gobiernos implementan inmediatamente acceden al poder, total si pasa, pasa.

Fue Antonio Di Pietro ex-Juez italiano (estuvo por aquí en septiembre) quien inicio el proceso de investigación de casos de corrupción política llamado por la prensa “Mani Pulite” que terminó con la vida política primero, y después con la vida terrena de quien fuera primer Ministro estrella de los gobiernos italianos: Bettino Craxi quién para evitar la cárcel por el proceso conocido como “Tangentópolis” se autoexilió en Túnez donde murió el 19 de enero del año 2000 en la localidad de Hammamet.

Nuestros vecinos del Brasil también tienen su historia con el llamado Lava Jato algo que además salpica a varios funcionarios del ex- gobierno de la señora Cristina.

Volviendo a tiempos pasados, la historia reciente dice que “de todos los ministros del Gabinete, Julio De Vido es el qué conoce a la Presidenta desde hace más tiempo. En 1987 ya trabajaba con Néstor Kirchner en la intendencia de Río Gallegos. Fueron inseparables. La voz autorizada del titular de Planificación Federal ratificó (2012) uno de los planes más controversiales del oficialismo: la búsqueda de una reforma de la Constitución que le permita a Cristina Kirchner acceder a una re-reelección.
De Vido admitió en público lo que buena parte de los funcionarios repiten en privado: el proyecto reeleccionista K depende del resultado que el oficialismo logre en los comicios legislativos de este año.

De Vido intentó desligar de este plan a la principal involucrada, la Presidenta. Dijo que nunca le había “preguntado” si quería volver a postularse a elecciones, pero aun así insistió: “Es mi candidata. Esto va más allá de su voluntad. Creo que es la mejor dirigente política para encarar un nuevo período y consolidar lo que se viene haciendo desde el 2003 a la fecha”. (continúa ↧)

0 comentarios: