****************

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Hienas en Buenos Aires.

La hiena es ese animalito de aspecto feo y oloroso, tímido y cobarde cuando está en solitario, actitud que cambia cuando se mueve en grupos momento en que se convierten en audaces y peligrosas, aunque siguen siendo oportunistas al buscar atacar la presa más fácil, la más vulnerable, es decir además facilista.

Claro que en esta asociación que pretendo hacer con esos retrógrados, violentos, idiotas útiles enmascarados, con piedras, palos, bombas molotov, en los disturbios del pasado lunes en la capital federal, que al igual que ganado en estampida se movían desorganizadamente “organizados” cuando atacaron a una presa fácil y débil como el periodista Julio Bazán, la hiena sale ganando, pues su violencia forma parte de su naturaleza animal que la hizo así.

Agresión al periodista Julio Bazán foto canal 13.

Esos violentos que se auto titulan pueblo defensor de “derechos avasallados” atropellando por la fuerza que les da su cobardía que se convierte en furia como por arte de magia cuando a sus flancos hay centenares de símiles que les acompañan en su locura de violencia desmedida, se agrega el hecho que dentro del recinto legislativo otros violentos de saco y corbata azuzaban a los bárbaros con sus mentiras que les llegaban a través de portavoces dispuestos a todo con tal de entorpecer el tratamiento de una Ley que podrá ser buena o mala, pero que se estaba discutiendo dentro del ámbito de las instituciones democráticas, no en la calle a los palos, a los gritos, con violencia.

La fuerza es el derecho de las bestias, por eso la hiena ese animalito de aspecto feo y oloroso, tímido y cobarde cuando está en solitario, que cambia de actitud cuando se mueven en grupo procede así, igual que estos bárbaros “infiltrados” o bien puestos allí para provocar y romper todo apañados por la resolución de una Jueza ridícula como Patricia López Vergara, que impidió a las fuerzas del orden actuar en consecuencia.

Si un grupo de enloquecidos rompe todo, eso es protesta popular, si las fuerzas del orden tratan de impedir esos desmanes eso es “represión”.

Algo muy malo nos está pasando y las nuevas generaciones dirigentes están bebiendo de este brebaje insano que no augura tiempos mejores; pero tal vez aún podemos repensar discursos y actitudes, para no terminar siendo hienas, pues la oposición también es gobierno y este es un mal qué de continuar, nos alcanzará a todos. 

0 comentarios: